Paciente activo: mejor para ti y para todos


Es un tema que llevo mucho tiempo comentando, pero no sé si le he dedicado el suficiente protagonismo. Tras empezar a formarme en aspectos médicos he reafirmado con creces la opinión que ya tenía: el paciente debe tener un papel igual o más importante que el propio profesional

*insertar gritos escandalizados*

No, no estoy minando el trabajo de los médicos, nunca he pretendido hacerlo. Yo no estoy formándome para ser totalmente independiente respecto a mi salud, pero uno debe ser consecuente con uno mismo si de verdad se quiere a si mismo. 

Cierto es que cada uno tiene sus prioridades, en eso no me meto, pero al menos la mía es intentar estar lo mejor de salud que pueda. De todas formas, lo siento mucho pero es superior a mis fuerzas la frase "De algo nos tenemos que morir". Evidentemente de algo nos vamos a morir, que yo sepa no somos seres inmortales, pero el asunto está en cómo queremos pasar ese tiempo de vida. 

Vuelvo a poner hincapié en las prioridades de cada uno. Quizás prefieras estar enfermo siempre pero darte el capricho continuo de comer/beber ciertas cosas. Quizás, en lugar de tomar el camino largo de ver porque tienes algunos síntomas, prefieres tomarte una pastilla y seguir como si nada. 

Esta es la cultura de la salud en la actualidad, solventar cualquier cosa a base de medicación sin preguntarnos el porqué. El pensamiento crítico debe estar también en este aspecto. Como es lógico, aprendemos a comportarnos de una determinada manera tras ver a nuestros semejantes. "Si las cosas funcionan así por algo será". 

Una pregunta directa a ti como lector: ¿acaso no te has equivocado nunca? La respuesta será lo más probable "Muchas veces", pues si a nivel individual erramos, a nivel colectivo ya ni hablamos. 

Luego están los intereses comerciales. Se me puede tachar ahora de conspiranoica, pero es que la sociedad se mueve por dinero y en esto no será menos, al contrario, mueve demasiado. 

Total, que me sale la vena reivindicativa y me voy por las ramas. Tú, como paciente, eres la pieza clave. Por ejemplo, si te hacen análisis de sangre y te dicen que estás muy bien de salud, pero tú sientes que no, no te quedes con ello y sigue investigando. 

Si te recetan un medicamento, saber qué va a hacer de bueno y malo para ti y si hay alguna alternativa. ¿Es realmente necesario? Debo decir que en mi caso lo pienso muchas veces pero justo en el momento de la consulta me corto, termino cogiendo las cosas y me salgo. Las citas médicas no deberían ser un "aquí te pillo y aquí te mato" justamente porque no te da tiempo a reaccionar a todo, más si no tienes el conocimiento suficiente. De ahí la importancia de que el paciente tenga poder también en la ecuación. 

Si no estás conforme con un diagnóstico, busca otras opiniones. Otra cosa en la que he fallado mucho. No es que haya tenido buenas experiencias en consulta y al final acabas con desgana. Piensas: "Si me ha pasado esto con esta persona, ¿no me marearán igual en otro lado?". Y al final, para evitarte el disgusto de todo el ajetreo otra vez, pasas. Y no debería ser así

Aunque a mucha gente no le gusta el poder que tiene internet en cuestión de salud, a mí sinceramente me ha dado la vida. Otra razón por la que es tan importante que tú, como paciente, tengas una información básica para poder seleccionar adecuadamente

Los mismos síntomas pueden significar cosas totalmente diferentes. En realidad, hay que mirar mucho más allá, no nos podemos quedar sólo con ello. Es bueno conocer cómo puede estar relacionado tener lesiones repetidas en la rodilla con otras dolencias. No digo que haya que ser un experto del cuerpo humano, pero sí saber que es bueno explicar toda esa información al médico en la consulta. Quizás, como me ha pasado a mí, te contesten que no tiene nada que ver, pero al menos tú habrás cumplido activamente en el proceso. 

En relación a todo esto, nos hemos acomodado demasiado en muchos aspectos. Está bien que la sociedad progrese, pero en algunas cosas nos ha perjudicado notablemente. Es lo más normal del mundo que alguien vaya cargado de pastillas y las reparta ante la mínima sintomatología de alguien cercano. Estaría gracioso crear un talonario con mensajes para estos casos con frases como:

- Quizás necesitas más descanso

- Quizás necesitas hacer ejercicio

- Quizás necesitas revisar lo que comes 

- Quizás necesitas beber agua

- Quizás necesitas desconectar en la naturaleza

Hago eso y es posible que dejaran de hablarme al instante, cabreados por meterme en su vida. Pero, ¿acaso no estás haciendo lo mismo que si les das una pastilla? Ejerces el mismo papel realmente, o al menos esa es mi visión (que puedo estar equivocada). 

Voy a exponer ya la última parte de lo que pretendo transmitir con ejemplos de cosas que me han pasado a mí, para que se entienda mejor.

Debido a una reacción exagerada tras comer frutos secos, menudo susto, pedí hacerme las pruebas de alergia. Meses después, llegué a la consulta del alergólogo contando mi experiencia tras comer un turrón y lo que me había provocado. En ese momento no me dijo nada y me hizo pasar a la sala de espera para la realización de las pruebas.

Me salió todo negativo: no había reacción alérgica a nada de lo que me habían puesto en el brazo. Yo salí contenta con mis puntos rojos del rotulador, hasta que entré de nuevo en la consulta. Le comenté el resultado y su respuesta fue: "Ya sabía que no era una reacción alérgica por lo que me has contado antes. No sé qué te habrá provocado esa reacción.". Después de flipar en colores porque me lo podía haber dicho, mi respuesta fue clara: "Quizás como estoy mal del sistema digestivo me ha podido afectar de esa manera.". Reacción: "No, no, para nada. Eso no tiene nada que ver.". 

Me pasó algo parecido años atrás en la consulta del dermatólogo, cuando las pastillas contra el acné no me hacían nada hasta que cambié, sin querer, algunas cosas de mi alimentación. Reacción bastante alterada: "Hay estudios que demuestran que no tiene relación alguna el acné con lo que comes. Seguro que ha sido casualidad". 

Lo más sensato en los dos casos hubiera sido que a los médicos, que al fin y al cabo son personas, se les plantearan dudas respecto a sus conocimientos tras tener pruebas factibles de que las cosas, a veces, no son como ellos creen. 

Con esto quiero llegar a la conclusión de que si hay más pacientes activos, pacientes que no se callan, que investigan, que se interesan y que llegan a la consulta con experiencias similares o que se puedan relacionar, los médicos se planteen la situación. Como en todas las profesiones, hay personas con dedicación y otras que no, pero si coincides con las del primer grupo, poco a poco podemos mejorar entre todos, tanto pacientes como médicos, la medicina en la actualidad. 

No quiero estar sola en el camino de mejorar mi salud, quiero profesionales que de verdad me ayuden a ello. 

Lansy Hairath
Lansy Hairath

Previous
Next Post »

2 comentarios

Julia
AUTHOR
7 de diciembre de 2016, 8:09 Reply Delete Delete

En temas de salud mental, la cosa también tiene su tela. En el tiempo que llevo a tratamiento, he pasado por 3 psiquiatras y 2 psicólogas. El primer psiquiatra me dijo que tenía esquizofrenia después de hacerme unas pocas preguntas bastante normales (¿Como puedes saber así el diagnóstico de un paciente? Después me enteré de que daba el mismo diagnóstico a muchos pacientes que, como yo, no padecían esa enfermedad). Otro psiquiatra, después de varias consultas, llegó a la conclusión de que me lo inventaba todo porque escribo bien (¿Perdona?¿Una persona que escribe bien tiene que estar bien a narices?). La tercera me diagnosticó ansiedad y fobia social.
Las psicólogas... la primera me ayudó mucho al principio, pero después me metía mucha caña y yo, lejos de mejorar, empeoraba. Con la segunda mucho mejor. Me diagnosticó trastorno de estrés postraumatico y estamos haciendo una terapia a medida de mis necesidades.
Ahora mismo estoy combinando terapia y medicación para la ansiedad. Voy mejorando, pero a veces tengo picos de ansiedad y mi psiquiatra me sube la medicación. Y la liamos, porque más dosis me sienta mal. En fin, paciencia...

avatar
Piratilla
AUTHOR
9 de diciembre de 2016, 19:06 Reply Delete Delete

Te entiendo Lansy, y ya te digo que en mi caso, mi médico de cabecera, nunca se molesta en "explorarme" cuando voy con algun síntoma, solo se dedica a preguntar lo justo y fuera, y llevo tiempo pensando en cambiarme, pero nunca se sabe si se va a repetir la misma historia o no.

También digo que no todo lo que se encuentra "investigando" es cierto, muchas veces resulta ser mentira una información que buscas, sea de salud o no, incluso por internet puedes llevarte un chasco, pero por supuesto nunca esta de más ser "paciente activo".

avatar